La Ciudad incorpora vecinos voluntarios para ayudar a las personas mayores

May 14, 2020 Categoría: Emergencia Sanitaria, Personas Mayores

Ya son 72 los edificios que forman parte de este programa solidario en el que podrán colaborar en compras de alimentos, medicación y escucha, entre otras tareas. El encargado del edificio será quien coordine las acciones entre los vecinos.

El intendente Ulpiano Suarez y el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Propiedad Horizontal Filial Mendoza (SUTERH) continúan avanzando con el programa “Edificio Solidario”. A través de esta iniciativa, los edificios de Capital suman vecinos voluntarios que ayudan a las personas mayores que habitan en el lugar. De esta manera, se busca acercar a quienes viven en un mismo espacio, de forma tal que aquellos que quieran ayudar a los demás, sin ánimo de lucro, puedan hacerlo bajo un marco que lo posibilite.

“El programa Edificio Solidario es consecuencia de un convenio que firmamos días atrás con el sindicato que nuclea a los trabajadores encargados de edificios. Allí decidimos trabajar juntos para acompañar a las personas mayores que viven en cada uno de los edificios de la Ciudad, que son cerca de 300. Este edificio aquí en calle Mitre es el número 72 que se suma, y lo que logramos es vincular al encargado del edificio con un vecino que se va a encargar de ayudar y estar cerca de las personas mayores que habitan acá. Esa cercanía se logra ya sea con la compra de alimentos, medicamentos, algún trámite o simplemente escucharlos, darle un llamadito de teléfono para ver cómo están. Esto es importante porque son un grupo de riesgo, tenemos que cuidarlos, tratar de que se queden en su casa y no circulen por la vía pública”, afirmó el intendente Ulpiano Suarez.

Para aquellos interesados, sumarse el mecanismo de adhesión es muy fácil. Deben acudir al consorcio, hablar con el encargado del edificio y a partir de ahí él se encargará de señalarle los pasos a seguir. La colaboración tiene que ver con la realización de compras de alimentos, medicación, escucha y cualquier otra ayuda que se requiera. Los aspirantes deberán seguir los protocolos indicados tanto para su cuidado como para el de las demás personas.

Los administradores y/o encargados de edificios de renta y propiedades horizontales asumen un rol protagónico. Ya que se entiende que conocen de manera fehaciente a las personas de su edificio y pueden articular entre los voluntarios y los mayores que requieran de su solidaridad ante esta pandemia.

En esta oportunidad, el edificio David I de calle Mitre, tiene 36 departamentos y unas 25 personas mayores viven en él. A partir de ahora, el inmueble cuenta con la asistencia de los voluntarios Inés y Eduardo, quien además cumple las funciones de encargado. Ellos recibieron kit sanitarios con barbijos, guantes y alcohol en gel para poder cumplir con los protocolos con mayor comodidad.

De los 72 edificios solidarios, ya hay 100 encargados voluntarios en turnos rotativos que brindan asistencia a los casi 300 adultos mayores que allí habitan. Uno de ellos es Osvaldo Solucci, quien a sus impecables 93 años salió de buen humor a la vereda para saludar al intendente de la Ciudad y felicitarlo por la iniciativa. “Me parece muy buena esta idea, nos ayuda mucho y más ahora que viene el frío, así no tenemos que salir tanto. También siempre es grata la compañia y saber que por cualquier cosa que pueda pasar, uno cuenta con gente en el edificio predispuesta a dar una mano”, dijo Osvaldo agradecido.

Entre las responsabilidades de los voluntarios está la de emitir informe de la persona mayor atendida y respetar los horarios y días del compromiso. Asimismo deberá avisar al encargado algún cambio que quiera realizar y si por causas ajenas deben abandonar su voluntariado, deben dejar constancia de la información obtenida, así como informes actualizados para facilitar la labor del nuevo voluntario que se haga cargo.

La tarea que hace el municipio es el seguimiento por intermedio de los encargados. De igual forma, se compromete a efectuar capacitaciones a los administradores de consorcio y/o encargados de edificios, a fin que éstos seleccionen de cada uno, personas aptas para ayudar a adultos mayores que requieran de colaboración ante la medida de aislamiento que se transita. Por otra parte, se compromete a dictar, en este marco, los protocolos necesarios y a prestar asistencia a los encargados o voluntarios cada vez que lo requieran.

Solamente podrán ser voluntarias las personas seleccionadas por los encargados y que vivan en los edificios.

 

IMG 1028

 

IMG 1052

 

IMG 1019

 

IMG 0990

 

IMG 1050

 

IMG 0983

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Unite a nuestras redes!