Más de 120 mil kilos de basura se sacan por día en acequias de Capital

Ago 12, 2009 Categoría: Ciudad

Publicado en: Los Andes On line. Fecha: 12 de agosto de 2009. Sección: Departamentales. Por: Gastón Bustelo.

Más de 120 mil kilos de basura se sacan por día de las acequias que hay en Capital, según datos suministrados por el Departamento de Saneamiento Ambiental de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza.

Además, por día se labran entre 5 y 6 actas de infracción contra frentistas que no cumplen con los horarios establecidos para sacar la basura domiciliaria o ensucian la calle y la vereda con volúmenes de basura mayores a los permitidos.

¿Somos sucios?

En diciembre del 2008, una encuesta realizada por Nuestra Mendoza indicaba que 75% de los habitantes del Gran Mendoza tenía una percepción negativa sobre el cuidado de los ciudadanos sobre los espacios públicos. Pero la diferencia que hay entre la respuesta que se da en una encuesta y el comportamiento que se tiene sobre el ítem preguntado puede ser enorme.

Si en verdad los ciudadanos del Gran Mendoza estuvieran seriamente preocupados por el cuidado de los espacios públicos, mucho interés pondrían en no ensuciar las acequias, debido a que sabemos todos que son claves para el mantenimiento de los árboles y éstos a su vez actúan como «purificadores» naturales del aire que respiramos.

Juan Pablo Gallego, el jefe del Departamento de Saneamiento de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, afirma que «hay de todo. Está la señora que recoge en una bolsa la basura que barrió en su vereda y hasta se ocupa de limpiar el tramo de acequia que pasa por el frente de su casa. Pero también están los que un día ordenan su vivienda y sacan todo a la calle, o los que hacen obras de construcción menores y no colocan contenedores para los escombros».

El funcionario cuenta que «la gente no tiene un tratamiento responsable del residuo que genera, tanto domiciliario como cotidiano. Terminó un paquete de cigarrillos y lo tiró. Nos enorgullece que la ciudad de Mendoza sea la más limpia del país, pero cuesta mucho que la misma persona que quiere sentirse orgullosa de la limpieza colabore manteniendo limpia la ciudad. De todas formas, vemos ahora que la gente se está comprometiendo más y trata de ayudar».

Las zonas y el tipo de basura

Gallego indica que cuando «realizamos limpieza de cunetas en el microcentro, donde los residuos generalmente son vasos plásticos, botellas descartables y papeles, se llena una camión de 1.000 kilos y por día usamos 16 camiones. La mayoría de las cunetas está cerrada y en los huecos que se dejan porque hay un árbol, la gente tira de todo».

Pero también en las acequias se genera otro tipo de residuo, sobre todo en las que están alejadas del microcentro.
 
«Por ejemplo, en los barrios del oeste de la ciudad hacemos limpieza de cuneta con embanque y los residuos típicos de esa zona son barro, sedimentos propios del arrastre y arena o ripio. De allí sacamos unos 112 mil kilos por día», explica el jefe del Departamento de Saneamiento.

La ordenanza 2.903 es la que regula el tratamiento de los residuos en la ciudad de Mendoza. Esa norma establece que el frentista que viole lo establecido en el texto legal podrá ser multado con un pago que oscilará entre los 200 y los 1.000 pesos.

La comuna tiene cuatro inspectores que recorren cada uno un sector de la ciudad y diariamente labran entre 5 y 6 actas a los vecinos de Capital que no cumplen la ordenanza. El año pasado confeccionaban el doble de actas.

«Dividimos la ciudad en cuatro partes (norte, sur, este y oeste), los inspectores recorren las zonas, y cuando detectan infracciones como sacar residuos fuera de hora (recordemos que hay que hacerlo después de las 21) o escombros o más de cinco kilos de basura en la calle, primero le explican al contribuyente que eso no se puede hacer porque hay una ordenanza que lo prohíbe», explica Gallego y agrega: «Si persiste en su actitud, sacamos fotos y labramos el acta».

Luego se forma el expediente y se envía a la Dirección de Higiene Urbana. Esta repartición le dará 10 días al contribuyente para presentar su descargo y luego enviará el expediente con el acta, las fotos y el descargo a la «Secretaría de Infraestructura en donde se determinará si la conducta del frentista merece una multa o no y en caso de corresponderle sanción económica definirán su monto», explica Gallego.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!