La comuna capitalina secuestró 2.641 motos y 600 celulares usados

May 22, 2009 Categoría: Ciudad


En cinco meses, personal municipal de Capital, a veces en asocio con la Policía y otras veces con Gendarmería Nacional, procedió a secuestrar 2.641 motocicletas y alrededor de 600 celulares de dudosa procedencia.

Así lo manifestó el intendente capitalino, Víctor Fayad, en anuncio que compartió con el jefe de la XI Agrupación de Gendarmería, comandante mayor Gustavo Oberti, y el subsecretario de Seguridad de la comuna, Raúl Levrino. «Hay que hacer un frente común contra la delincuencia», resumió el titular de la comuna.

Como se sabe, el control del delito en general es resorte de la cartera de Seguridad. La administración de Celso Jaque celebró con el Ministerio del Interior un convenio para que la fuerza de frontera actuara en la provincia.

Pero como una de las posiciones más visibles de los hombres de verde es la Capital, ayer Fayad se refirió a los trabajos en conjunto con la tropa que comanda Oberti, aunque sin descartar la complementación con la Policía provincial.

Como se sabe, el municipio de Fayad tiene inspectores de tránsito y un grupo de preventores ciudadanos.

En procedimientos en los que casi siempre actuaron municipales junto a gendarmes o policías, se hicieron 938 operativos conjuntos en lo que va del año, a un promedio de 8 por jornada.

Además, sólo con la Policía se concretaron 335 acciones (tres por día), estas últimas relacionadas con robos, hurtos, daño en la vía pública, alcohol y droga.

El resultado de los diversos movimientos de preventores, agentes del orden y gendarmes, se tradujo en 2.641 motocicletas secuestradas en el radio de Capital (22 rodados diarios), 80% por falta de documentación y 20% por contaminación sonora.

Se puso acento en este tipo de unidades porque son las utilizadas para cometer arrebatos y salideras bancarias que, en número preocupante, ocurren en la ciudad.

Fayad también atribuyó a su gestión en pro del combate contra los ilícitos, el haber incautado más de 600 celulares, retirados de comercios que no los tenían debidamente registrados y pretendían comercializarlos. Estos negocios se encuentran en las galerías Caracol y Tonsa, y en las calles San Juan, Lavalle y General Paz. Esto se hizo junto a Investigaciones.

Para el jefe comunal también contribuye a trabar el accionar de los delincuentes que el municipio sea uno de los pocos que dispone de un registro de comercios que compran y venden artículos usados, que alcanza no sólo a los teléfonos sino también a las computadores, televisores plasma y otros artefactos.

Aseguró que «la complementación en la lucha contra el delito, sirve y da buenos resultados. La presencia de la Gendarmería en la ciudad y en especial en el microcentro, está resultando beneficiosa. El delito no conoce de jurisdicciones, si es municipal, provincial o nacional, por eso mancomunadamente tenemos que colaborar y actuar».

Adelantó que se redoblarán, junto con la Gendarmería y la Policía, los operativos de control vehicular, de prevención e interdepartamentales, por ahora más afirmados con Las Heras. Asimismo, se dio cuenta de algunos hechos de prevención en el consumo de estupefacientes, en la plaza Independencia, Parque Central y otros paseos públicos.

Otro aspecto que se comunicó fue que en paralelo con el trabajo en la calle, efectivos de Gendarmería capacitarán en temas de seguridad y prevención de delitos a los preventores municipales.

El comandante Oberti comentó que en total a Mendoza fueron afectados 250 hombres, de los cuales 125 pertenecen al Destacamento Móvil 3 de Córdoba; el resto son efectivos de unidades del interior de Mendoza.

Esta dotación cumple seguridad ciudadana en el microcentro y seguridad vial, en rutas nacional como la 40 y la 7. Luego está el personal que, junto con policías y preventores, trabajan en operativos de alto impacto o sorpresivos, en barrios periféricos o dentro de la capital.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!