La plaza España se convierte en un espacio permanente de lectura

May 21, 2009 Categoría: Ciudad


“Espero que la plaza se convierta en un mar de fueguitos ardientes, de manera que todos los que circulen por ella puedan encenderse”, lanzó Laura Estévez, del Grupo Laberinto, en referencia al cuento El mundo, de Eduardo Galeano.

La imagen sirvió como invitación a acercarse a plaza España para hurgar en alguno de los baúles, encontrar un libro y un espacio en el paseo donde disfrutarlo. Y también, para sumarse a alguna de las actividades como la Bebeteca, los Cuentos para escuchar, los Mayores Narradores o los Talleres para escuelas.

Todos los días, incluidos sábados y domingos, de 10 a 17, los baúles de madera estarán ubicados en la plaza para que quien lo desee reciba un ejemplar en préstamo (previo llenado de una ficha). Hay textos para todas las edades y gustos, por lo que la selección de 300 títulos incluye autores mendocinos, clásicos y best sellers.

Además, se incorporaron algunos libros de escritores como Isabel Allende, Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, traducidos al inglés para que los turistas extranjeros puedan conocer exponentes de la literatura latinoamericana. La colección fue creada con material donado por los medios de comunicación y particulares, así con el que adquirió la comuna capitalina.

En los próximos días se espera la llegada de varios ejemplares de literatura española que aportará la Embajada de España, que también ofreció una colaboración económica al proyecto.
Asimismo, pronto se informará sobre la forma en que los particulares pueden realizar donaciones de libros, que serán seleccionados por personal del municipio. Para dejar sugerencias está a disposición de los visitantes un cuaderno denominado “El libro que no encontré”, donde podrán anotar los títulos que desean se incorpore en un futuro, lo que será tenido en cuenta para nuevas adquisiciones.

Mariana Juri, subsecretaria de Turismo, Cultura y Desarrollo Económico de Capital, detalló que el programa “Plaza España: Plaza Lectora” tiene como objetivo de promocionar la lectura, así como ocupar útilmente un espacio público emblemático para la ciudad.

En este punto hizo referencia al conflicto que se generó cuando decidieron trasladar los artesanos de este sitio y el Paseo Garibaldi a la ex estación del ferrocarril San Martín -aunque unos pocos han regresado- para recuperar el uso colectivo del paseo.

Juegos para aprender a leer

Entre las propuestas complementarias a la Biblioteca Móvil hay talleres para las escuelas que serán dictados por el Grupo Laberinto. Laura Estévez, una de las integrantes, explicó que primero trabajan a partir de la narración oral y después los chicos juegan y con diferentes lenguajes expresivos recrean el contenido del cuento.

De esta manera, detalló, dejan de percibir el texto como algo estático, que es el motivo por el que muchas veces no se sienten atraídos por los libros ya que hoy están acostumbrados a los estímulos rápidos, sino que relacionan la lectura con algo lúdico y placentero.

Otras invitadas al programa son las abuelas narradoras de Capital, que desde hace 9 años comparten sus cuentos, historias y leyendas con pequeños de distintas partes de la provincia. Las mujeres comentaron que esta es la primera vez que estarán en una plaza, pero que el desafío será el mismo:poner en marcha la imaginación de los niños.

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!