VENDIMIA | Ciudad despide a sus últimas reinas anfitrionas

Ene 24, 2017 Categoría: Ciudad


Desde este año, la reina de la Ciudad de Mendoza ya no será anfitriona como lo ha sido históricamente, sino que competirá por el cetro mayor al igual que el resto de las representantes. Despedimos a María Marta y a Yanina con una sesión de fotos y una breve entrevista.

¡Hacé clic en la foto y mirá la galería de imágenes de las reinas!

María Marta Pardini (representante del B° Sanidad) es la actual reina anfitriona de la Ciudad de Mendoza. Le dicen “Mariata”, tiene 22 años y le queda muy poquito para ser licenciada en recursos humanos. Le encanta el baile free dance, andar en bici y viajar. Su lectura preferida son los relatos cortos y novelas de Sherlock Holmes de Conan Doyle, le gusta escuchar a Abel Pintos y su peli preferida es “P.D. Te amo”. Su sueño es “poner de moda la solidaridad”.

En tanto, la virreina de la Capital es Yanina Belén Bucca (representante del club de Regatas Mendoza). Tiene 22 y estudia relaciones internacionales. En su tiempo libre le gusta correr, ir al gimnasio, leer, estar con su familia, amigas y novio. El libro que elige es “El símbolo perdido” de Dan Brown. Su peli: “La vida es bella” y su sueño, al igual que la reina es “poner de moda la solidaridad”.

Mariata, como la llaman su familia y amigos, contó que “ser reina no es tener belleza, sino contacto con la gente, por eso su rol durante este tiempo ha sido, entre otros, resignificar la postura de la anfitriona. Yani, por su parte afirma que “son las reinas del pueblo y que los valores que realzaron fueron el amor y la solidaridad”.

-¿Qué sintieron cuando anunciaron sus nombres como reina y virreina de la Capital 2016?

Mariata: no lo podía creer, no tenía noción de los votos. Estás con la mente en blanco. Mis compañeras me decían “saliste vos” pero yo no lo creía. Cuando dijeron mi nombre empecé a llorar. Todas las representantes eran hermosas por dentro y por fuera.

Yanina: para mí fue mágico, yo sólo iba a hacer amigas, a divertirme. Al final de la elección todos los fotógrafos me enfocaban a mí porque primero nombran a la virreina y cuando dijeron mi nombre tampoco podía creerlo.

-¿Era un sueño ser reinas o fue una postulación espontánea?

M: más que todo era un sueño de mi mamá. Fue ella la que me impulsó a presentarme. Cada año me decía “este es el momento”. Cuando salí reina de mi barrio dije “bueno hasta acá llegué”, pero acá estoy, a días de entregar la corona mayor de la Capital y es hermoso

Y: cuando me nombraron virreina miré al cielo y le agradecí a mi abuela porque ella siempre me dijo que me presentara. Ahora no está físicamente, pero estoy segura que es gracias a ella. Cuando dijeron que la reina era Mariata fue genial porque nos conocemos desde muy chicas.

-¿Pensaron en la responsabilidad que iban a tener durante el año?

M: luego de salir electa gracias a los votos del pueblo, me comprometí a representarlo lo mejor que pude y puedo. Al intendente Rodolfo Suarez le presenté el proyecto “Capital Valores” en agradecimiento a los ciudadanos. Yani me ayudó a realizarlo. La idea era resignificar el rol de anfitriona porque no me parecía que se encerrara sólo en la belleza. Entonces, junto a Suarez y a su equipo pudimos hacer muchísimas actividades solidarias.

Y: Nos ayudaron muchas entidades, fundaciones, el Club Regatas, la muni. Mariata representó el centro San José ubicado en el Bº Flores Sur. Trajimos a los chicos de este lugar al microcine municipal para que vean pelis y quedaron fascinados. Pequeños de distintas organizaciones recorrieron junto a nosotras el Parque Gral. San Martín y los sitios más bonitos y relevantes de la Ciudad. Jugaron, comieron hamburguesas, y eso un niño no se lo olvida más.

-¿Qué creen que tiene que aportar una reina durante su lugar como representante de los ciudadanos?

M: se debe animar con la práctica, con el ejemplo. Quería llenar mi corazón y que Yani me acompañara en el proceso. Hay personas que necesitan mucho de nosotros.

Y: una de las cosas que hicimos fue visitar a los chicos del Hospital Notti y hacer una caravana por el centro junto a los Reyes Magos para tener contacto con los niños y robarles sonrisas. Con María Marta fuimos un buen equipo.

-¿Qué provocó Vendimia en ustedes?

M: Vendimia te cambia la vida; te hace conocer experiencias distintas. Llegué súper tímida y jamás pensé en presentarme a un concurso. Ahora estoy muy suelta y si tengo que salir a pelear algo que necesito para hacer feliz a un niño se que lo consigo. Crecés como mujer y como persona.

Y: en mi caso, llegué muy aniñada y tímida. Ahora siento que todas las experiencias nos han nutrido. Me quedo con todo lo lindo.

“Hay que poner de moda el amor y la solidaridad”

Ese es el sueño de la reina y virreina de la Ciudad de Mendoza 2016. Son dos mujeres que se propusieron conseguir todo lo que necesitaron para estar en contacto con niños en los hospitales, en la casa cuna y en muchísimas fundaciones más. Fueron las autoras del proyecto “Capital Valores”, el cual fue realizado gracias al apoyo de Rodolfo Suarez y equipo.

Las últimas anfitrionas de la Ciudad de Mendoza agradecen el cariño del pueblo, la ayuda del municipio y de las fundaciones. El 24 de febrero, cuando entreguen la corona de reina y virreina, seguro será el final de una etapa y el comienzo de otra mucho mejor.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!