CULTURA | Una noche electro sinfónica

Dic 12, 2016 Categoría: Ciudad


Miles de personas asistieron el sábado al concierto de fin de año de la UNCuyo en conjunto con elencos municipales.

Luego de dos días de lluvia intensa que causó la reprogramación de varios eventos, el sábado 10 de diciembre se realizó el espectáculo Electro Sinfónico, el concierto de fin de año de la UNCuyo en el lago del Parque Central. Más de 15.000 personas se instalaron al atardecer en el anfiteatro natural que forma la colina de ese espacio verde para pasar una noche musical con la presentación de la Orquesta Sinfónica de la UNCuyo, la Orquesta Municipal de la Ciudad de Mendoza, los DJs Agustina Antonini, LØVØ y Mariano Trocca.

Esta velada contó también con la participación del Ballet Mayor de la Ciudad de Mendoza y otros organismos artísticos de la Universidad Nacional de Cuyo como su ballet, su coro y su elenco de teatro.

Antes de que cayera la noche, la apertura estuvo a cargo de la Orquesta de la Ciudad de Mendoza, dirigida por Mario Galván, quienes en conjunto con la Sinfónica universitaria interpretaron dos piezas musicales: primero folclore con la «Zamba azul», de Tito Francia, en la voz de Patricia Cangemi, y luego un hermoso tango que se lució más aún con la presencia del Ballet Mayor de la Ciudad sobre el escenario.

El clima estuvo ideal para que familias y grupos de amigos se instalaran en el Parque y disfrutaran de la propuesta entre reposeras, mantas y picnics. El repertorio orquestal recorrió algunos clásicos populares como fragmentos de «La Traviata», de Verdi, «Carmina Burana», de Carl Orff, y «Carmen», de Bizet, entre muchos otros. 

La conjunción de orquesta, coro, ballet y actores dio un magnético resultado escénico que mantuvo atentos a un público amplísimo, diverso y respetuoso.

Alrededor de las 22 concluyó la primera parte del concierto y empezó el montaje de bandejas, computadoras y mezcladoras para la novedosa fusión en vivo del prestigioso ensamble orquesta con los DJs invitados. Abrió la mendocina Agustina Antonini con un set que hizo entrar en calor a la audiencia. Poco a poco los más jóvenes se empezaron a parar y algunos arriesgaban pasos de baile.

Ingresó nuevamente a escena la Sinfónica para mezclarse con los beats de LØVØ, quien pinchó versiones electro del «Bolero» de Ravel y el célebre primer movimiento de la «Serenata para cuerdas nº13», de Mozart. La mixtura fue ovacionada por el público que se mantuvo curioso y expectante a medida que el concierto se desarrolló a la perfección gracias a una impecable puesta técnica tanto sonora como lumínica.

El broche final vino con el DJ Mariano Trocca, quien llegó desde Buenos Aires para repasar junto con la Sinfónica algunos hits de distintas épocas. Sonaron temas de Depeche Mode, Sade y Daft Punk, entre otros grandes éxitos del pop universal.

Un gran cierre de año con un espectáculo gratuito que conjugó distintas disciplinas artísticas y la sinergia de los elencos de dos instituciones que trabajan mancomunadamente como la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza y la Universidad Nacional de Cuyo.

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!