La Casa del Discapacitado, un ejemplo de vida

Dic 03, 2014 Categoría: Ciudad

Generar oportunidades

Desde 1993 funciona en calle Perú la Casa del Discapacitado, un lugar donde más de 70 chicos con capacidades especiales se desarrollan en ámbitos recreativos, deportivos, laborales y artísticos. Estas actividades se manifiestan a través de los distintos talleres que se dictan para los participantes no sólo de Ciudad, sino del Gran Mendoza, ya que somos un municipio abierto que propone servicios que trascienden nuestras fronteras.

El camino a la integración social puede verse también en nuestras calles, con las casi 4.000 rampas construidas que favorecen a todos los peatones que transitan a diario la Capital. El edificio municipal también busca ser un ejemplo de esa tendencia, por lo cual estamos instalando un nuevo ascensor para discapacitados como parte de la construcción de una Ciudad para todos.

+ Inclusión + Integración social

La Casa del Discapacitado lleva 21 años educando, concientizando y conteniendo a más de 70 chicos de la Ciudad y de la provincia. Nuestro municipio fue el primero en incorporar talleres de capacitación laboral para concretar la integración social en la búsqueda de trabajo. En esta Casa se aprende a tomar la vida desde un nuevo enfoque, para que estas personas puedan valerse por sí mismas, con autonomía y libertad total.

Los talleres que aquí se realizan son muchos y diversos: cocina, bordado, tejido, pintura en tela, velas, sahumerios, apoyo escolar, terapeuta, orientación y movilidad con pérdida de visión, braille, lengua de señas, mimbre y más.

Dos de las actividades que despiertan mayor interés en los chicos son la fabricación de huevos de pascua y el viaje anual a Chapadmalal. Si bien el pasaje de ida y vuelta para esta travesía es costeado por la municipalidad, los paseos y compras son financiados por los mismos chicos gracias a la recaudación anual de la venta de artesanías que ellos fabrican en la Casa. De esta manera, este mecanismo los incentiva y prueba su autonomía fuera del ámbito familiar, la cual se ve reflejada en esta salida.

Otra de las tareas de la Casa es la confección de bolsas de residuos y el servicio de intérpretes, que consiste en un grupo de personas que acompañan a los chicos que necesitan ser entendidos para realizar trámites o asistir al médico. Es un servicio de mucha importancia ya que el intérprete es el nexo entre la persona discapacitada y quien lo atiende.

Un día en la Casa del Discapacitado 

 A las ocho de la mañana los chicos ingresan a la Casa y comparten lo que vivieron el día anterior, luego se distribuyen en los talleres, desayunan y continúan con sus tareas laborales. La misma dinámica se aplica en el turno tarde. El equipo profesional, compuesto por un psiquiatra y el instructor del taller, evalúa la situación particular de cada chico y realiza la admisión y el seguimiento. Quien desee ingresar a la Casa del Discapacitado deberá pasar por esta instancia y presentar el certificado de discapacidad, entre otros requisitos.

¡El ingreso es totalmente gratuito! 

Dirección: Perú 762. Teléfono: (0261) 423-6451.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!