La Ciudad comienza a tratar su arbolado público con tecnología innovadora y de vanguardia

Dic 30, 2021 Categoría: Arbolado


Entre el 29 y el 30 de diciembre, a modo de prueba, el municipio empezó a tratar los forestales de los espacios públicos a través del sistema de endoterapia para prevenir y controlar diferentes plagas. El objetivo es avanzar en el futuro en el arbolado capitalino.

La Ciudad de Mendoza cuenta con unos 100 espacios verdes aproximadamente, entre plazas, paseos y bulevares. Su arbolado está compuesto por diferentes especies entre las que se destacan la presencia de Cedros, Cipreses, Fresnos, Olmos, Acacias, Plátanos, Acer, Aguaribay, Acacia sp., Braquiquiton, Jacarandá, Ligustro, Liquidámbar, Castaños, Cercis, Araucarias, Tilos y Tipas, entre otras. Estas variedades son atacadas por diversas plagas y enfermedades, afectando su normal crecimiento y desarrollo.

Por ello, el municipio conducido por el intendente Ulpiano Suarez ha comenzado, en condición de prueba, a aplicar el método de endoterapia a través de la técnica Endoplant. Este es un método nuevo de tratamiento sanitario y nutricional de plantas leñosas que ya se aplica con éxito en las principales ciudades de España, como por ejemplo Barcelona, Madrid o Sevilla. El tratamiento funciona para prevenir y controlar plagas, de manera de evitar no solo el daño directo en los forestales, sino los indirectos como son el continuo inconveniente de veredas pegajosas y suciedad en lugares donde la gente se recrea (asientos, bebederos, etc).

Teniendo en cuenta que la Ciudad de Mendoza está en un proceso de cambio hacia las políticas de progreso sustentable y amigable con el medio ambiente, es que es necesario promover este tipo de tratamiento en el arbolado de la Ciudad, el cual tiene las siguientes ventajas: es totalmente respetuoso de la salud de las personas y animales; es un tratamiento focalizado en organismo target-respeto de fauna útil; sin pesticidas en el ambiente, solo en el ejemplar tratado; tiene gran independencia de los factores climáticos que restringen las pulverizaciones; se logra un ahorro de pesticidas (se utiliza dosis pequeñas y uniformes); tiene un consumo escaso o nulo de agua; se realiza su tratamiento sin ruidos ni molestias para habitantes de la Ciudad y su entorno; es un tratamiento preventivo y curativo; tiene una gran residualidad (de 6 a 12 meses); y se realiza con rapidez y sencillez a la hora de aplicar, lo que permite tratar un número elevado de ejemplares por día.

Es importante destacar que se cuenta con ensayos aplicados fehacientemente que han demostrado gran efectividad. Los mismos fueron comprobados por el personal capacitado del municipio, adaptándose al arbolado urbano característico de la Ciudad de Mendoza, y han sido homologados por otras entidades públicas y privadas de otros países y de ciudades de nuestro país. El sistema por inyección responde a una tecnología innovadora y de vanguardia, que garantiza cualidades como gran autonomía de trabajo, ligereza, máxima comodidad y ergonomía, robustez, seguridad, rapidez y eficacia.

Técnica de aplicación
Es un método de aplicación fitosanitario y/o nutricional en plantas leñosas y palmáceas, que consiste en la inyección de una solución terapéutica o nutritiva directamente en el sistema vascular de la planta. Otro de sus beneficios es que es totalmente seguro e inocuo para la salud de las personas y animales, ya que se minimiza el impacto ambiental en comparación con el tratamiento fitosanitario convencional, como lo son las aplicaciones aéreas o pulverizaciones, sobre todo en ambientes urbanos.

Cada inyección se realiza mediante una perforación de un diámetro de 7 mm y una profundidad de 5 o 6 centímetros (descontado la corteza), en la que se coloca un catéter que actúa de sello de la perforación y permite la entrada de la aguja inyectora del equipo de inyección y luego de finalizada esta, el catéter es cerrado. No afecta significativamente al forestal. Este tratamiento se realiza con inductores de resistencia y vigorizantes, no solo inyecciones con plaguicidas. De esta manera, se refuerza el sistema inmunológico del forestal. La técnica se utiliza para prevenir de gran variedad de succionadores (pulgones, cochinilla, mosca blanca, psílido), desfoliadores (cascarudos), barrenadores (taladros, minadores), entre otros. También para enfermedades como hongos (oidios, armilaria) y bacterias (podredumbres de la madera y raíces), entre otras.

Cronograma de labores

Hasta el momento, las pruebas se han aplicado en algunos forestales de la Nave Cultural (Aguaribay) y plaza Yrigoyen (Alcanforero, Araucaria y Cedros). Tamibén sde ha probado en ejemplares del arbolado del Paseo Alameda (Tipas), plaza España (Ginkgos y Cedros) y en plaza Italia (Cedros). En esta ocasión, el tratamiento de desinfección ha sido efectuado en alrededor de 20 árboles.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Unite a nuestras redes!