La comedia municipal itinerante llega al Selectro

Jun 01, 2017 Categoría: Cultura


Este domingo el teatro citadino celebra 50 años y la obra «120 kilos de jazz» será parte del festejo.

 

El primer domingo de junio desembarca en el Teatro Selectro la Comedia Municipal Cristóbal Arnold “120 kilos de jazz”. Luego de abrir la 32ª Fiesta Nacional del Teatro, la obra dirigida por Pablo Longo acompañará el aniversario Nº 50 de este teatro con historia de barrio ubicado en 9 de Julio y Capitán de Fragata Moyano.

La función será este domingo 4 de junio, a las 16 hs., y con entrada gratis en el marco de este especial cumpleaños de la sala teatral que está alcanzando medio siglo de vida.

Esta divertida propuesta teatral y musical está protagonizada por Víctor Di Nasso, Manuel Damia, Matías Gonzalez, Magdalena Lucero y Pablo Mestre. La pieza es una creación del genial dramaturgo, actor y director argentino César Brie, también conocida como «Jam session». En esta adaptación que Longo realizó del texto de Brie, para que la propuesta pueda itinerar y viajar por distintos rincones de la Ciudad tanto en teatros como en espacios no convencionales, Di Nasso interpreta al gordo Méndez, quien intenta infiltrarse en una fiesta para confesarle sus sentimientos a su amada.

Méndez lo logra haciéndose pasar como músico de la banda de jazz, más precisamente como contrabajista imitando con su cavernosa voz los sonidos de ese grave instrumento. El resultado es un desopilante encuentro musical con una irresistible galería de personajes que provocan carcajadas en grandes y chicos.

La 14ª edición de la Comedia Municipal Cristóbal Arnold, «120 kilos de jazz», también estará este viernes, a las 16, en el Gimnasio Municipal Nº2, ubicado en la Sexta Sección (Alpatacal 3150). Luego continuará ofreciendo funciones gratuitas a lo largo de todo el mes de junio, los sábados y domingos a las 16, en diferentes puntos de la Ciudad.

Historia del Teatro

El 13 de julio de 1967 abre sus puertas el Cine Selectro. La fecha tiene real significancia para el Sindicato de Luz y Fuerza, ya que se conmemora el día del trabajador de la electricidad. Su primera proyección fue el día 14 de julio, con el film “Cuando tú no estás”, película española.

Su programación fue el gran atractivo, reestrenando películas que habían marcado la historia del cine mundial y forman parte del cine de autor. Además, logró cautivar un nuevo público joven, ávido de una producción de alta calidad.

Con el retorno a la democracia, el espacio fue cuna de la intelectualidad mendocina que asistía a la sala en busca de alternativas para ver, conocer y debatir  aquellos filmes que habían sido censurados por la dictadura cívico-militar. Además, se posicionó en el mercado infantil presentando dos películas diarias y consecutivas, durante los fines de semana. Estos ciclos se denominaron “matinee infantil”.

La crisis del cine nacional y la apertura económica devastaron la industria cinematográfica de exhibición provincial. A partir de este contexto sociocultural, el Selectro debió asumir las transformaciones del mercado reorientando su misión para adaptarse a las nuevas condiciones. Su principal acción fue reacondicionar la sala para funcionar como teatro y cine. Se reduce la capacidad de 800 butacas a 410. Se amplía su oferta cultural sin perder su esencia de espacio alternativo.

A partir de la década del 1990, el Selectro abandona la actividad cinematográfica completamente. Se inclina hacia la actividad teatral, presentación de conferencias y shows de escuelas de danza y a la realización de actos de fin de año.

El Selectro hoy

Durante los dos últimos años, recuperó una porción de mercado y se acercó también a un público adulto, la estrategia desarrollada consiste en participar en los procesos creativos, otorgando el espacio no sólo para la difusión sino también para la producción, apoyando a los hacedores locales con el espacio físico, la técnica y estructura de comunicación.

Afortunadamente, el cartelito de ‘localidades agotadas’ se está colgando cada vez con más frecuencia en las boleterías de nuestros teatros. Y el doble mérito es que ese anuncio no sólo responde a producciones que llegan desde Buenos Aires, sino a apuestas locales que logran trazar una temporada a sala llena.

Un teatro de barrio como el Selectro está escribiendo una página nada menor en nuestra historia teatral, y cumpliendo una misión clave: ofrecer su escenario a propuestas cuidadas en términos de producción y así convocar a la mayor cantidad de público posible.

Actualmente, en la sala funciona una Escuela Artística que ofrece clases de comedia musical, danza jazz, stand up, canto, teatro, zumba e iniciación a la danza para niños, jóvenes y adultos.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!