Sin Paintball en la Ciudad

Oct 17, 2012 Categoría: Ciudad


La medida se funda en la Carta de las Naciones Unidas, emitida por dicha organización y de la que nuestro país forma parte como miembro activo, y la Resolución Nº 8.329 del Cuerpo Deliberativo capitalino, adhiriendo a la Carta de la Tierra previamente aprobada por la UNESCO. 

En el Preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas establece como objetivo fundamental afianzar las relaciones de paz, tolerancia y convivencia entre naciones y personas de todos los Estados. 

En tanto la Carta de la Tierra, promovida internacionalmente a través de la UNESCO, es una declaración internacional de principios, aspiraciones y propuestas para una sociedad justa y pacífica siendo uno de sus principales ejes rectores la “Democracia, no violencia y paz” promoviendo estos aspectos en todos los ámbitos de la vida cotidiana llamando individual y colectivamente a adoptar una forma de vivir basada en la solidaridad, la sustentabilidad, la tolerancia, el respeto y la paz. 

A esta declaración se suma el Concejo Deliberante ratificando su función como agente promotor de la paz, el respeto, la solidaridad, la cooperación y la no violencia en el ámbito de la Ciudad de Mendoza tanto para sus vecinos como para quienes a diario realizan sus actividades cotidianas, garantizando el ejercicio de todos los derechos individuales, el respeto de las garantías personales, las relaciones de paz, convivencia y tolerancia en la Ciudad. 

Respecto de la integridad física es fundamental en la vida de las personas y es necesario asegurar su protección y resguardo de cualquier amenaza o afección que comprometa su salud física y moral. 

El Paintball encierra un riesgo y amenaza para la integridad física, moral y psíquica de las personas, y aparenta la guerra con simulaciones de armas de guerra con dispositivos de aire comprimido, utilizadas con fines presuntamente lúdicos y cargadas con bolas de pintura, cuyo lanzamiento sobre el cuerpo de las personas que intervienen en la actividad puede generar lesiones leves, graves e incluso gravísimas, como contusiones, pérdida de órganos del rostro, hematomas, heridas, golpes etc. 

Esta actividad (que hasta el momento no tenía regulación legal en la Ciudad) lleva implícita la exaltación de la violencia entre quienes participan en ella, contradiciendo lo manifestado en reiteradas oportunidades en numerosas ordenanzas, resoluciones y declaraciones donde se persigue la paz social.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!