El antes y el después de la Ciudad: a 151 años de la catástrofe de 1861

Mar 20, 2012 Categoría: Ciudad


El centro perdió su significado y jerarquía y se adormeció en un doloroso campo de ruinas durante veinte años. Los márgenes de la ciudad antigua, en cambio, comenzaron a tener una pronta recuperación. La catástrofe con sus más de 5000 muertos, incendios y saqueos conformó un escenario de caos difícil de imaginar.

El primer desarrollo pos terremoto se concentró de manera desordenada en la Alameda y sus inmediaciones, aprovechando los materiales útiles que se tenían en la mano pasando luego al sitio de San Nicolás con el trazado de la Ciudad Nueva, en 1863.

En medio de la crisis, varias fueron las alternativas que se manejaron en debates cívicos y parlamentarios con respecto al destino de la ciudad: abandono, traslado, reconstrucción… Un grupo de ciudadanos casi logró el traslado a Maipú, pero finalmente triunfó la propuesta oficial del gobernador Franklin Villanueva y su ministro Eusebio Blanco, estableciéndola en un sitio próximo a donde había estado, en terrenos fiscales de la antigua hacienda Agustina de San Nicolás, diez cuadras al Sur Oeste del casco destruido al cual se vinculaba por el antiguo camino carretero.

Se decidió entonces crear una ciudad nueva, cuya traza fue realizada por el agrimensor francés Julio Balloffet, a instancias del entonces ministro Eusebio Blanco. Así nació la nueva ciudad, la cual fue creciendo progresivamente y la que hoy nos maravilla con sus encantos.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!