Una Ciudad Pensada

Ene 10, 2011 Categoría: Ciudad


Los procesos de cambio siempre generan reacciones y la Reforma es la respuesta a las transformaciones ignoradas que ya existen en la Ciudad.

Una Ciudad pequeña enclavada en el área metropolitana

El colapso vehicular del Microcentro demuestra el cambio fundamental que ha tenido Mendoza. La arquitecta Silvana Bragagnini, titular de la Dirección de Planificación Urbanística reflexionó en torno a que Mendoza es una ciudad pequeña, un área central enclavada en lo que se denomina el Área Metropolitana; un centro de servicios y de actividades, de oportunidades de empleo, sometido a un flujo vehicular enorme que impacta negativamente en la arboleda. “No ha sido sólo la altura de los edificios la que ha impactado sobre los árboles, sino además otros factores”, apuntó Bragagnini.

Calidad de vida

La Ciudad debe fortalecer sus riquezas, enfrentar sus problemas y prever un desarrollo que contemple a todos los ciudadanos.

Además de ser concentradoras de servicios y ofertas de empleo, las ciudades deben ser habitadas; una Ciudad que se vacía es una Ciudad que se atrasa, se deprime, se vuelve insegura. Un ejemplo de abandono y de inseguridad son los baldíos, el colapso vehicular y las casas abandonadas.

La densificación demandará la sustitución y el redimensionamiento de la infraestructura de servicios en redes ya existentes que actualmente colapsan por ser obsoletas.

Lo que hay que saber acerca del Código

La reforma incluye dos capítulos del Código de Urbanismo y Edificación de la Ciudad, y fue elaborada mediante un proceso participativo del que intervinieron profesionales, técnicos, entidades, etc. y aún en las diferencias se trabajó para mejorar la propuesta final.

  • Espacio verde: se baja el basamento de 12 a 10m.
  • Se respeta el corazón de manzana.
  • Se densifica menos que las propuestas alternativas.
  • Se respeta la morfología de cada zona.
  • Se respeta además el arbolado a partir de un retiro del cordón de la vereda que llega a 9 m2.

 

La 5ta y la 6ta Sección han sido microzonificadas. En un importante sector de la 5ta y la mayor parte de la 6ta –donde predominan lotes de 300 m2- se podrán construir hasta 2 pisos.

En parcelas de más de 1250m2 por unificación de 2 ó 3 lotes, sólo se podrá construir hasta 3 pisos dejando libre el 40 por ciento del terreno para jardín.

En otra microzona de la 5ta, donde predominan lotes de 400 m2, se podrán construir 2 ó 3 pisos pudiendo alcanzar los 5 pisos solamente si llegara a más de 1250m2 de terreno por unificación de 4 lotes y dejando libre el 40 por ciento de terreno para jardín.

El nuevo Código favorece la protección de la 5ta Sección como zona residencial, ya que es más restrictiva en cuanto al volumen construido sobre los terrenos que no superan los 500m2.

También hay que aclarar que el nuevo código exige a las futuras construcciones en terrenos mayores a 500m2, ocupar menos superficie priorizando así los espacios verdes y el corazón  de manzana  que vuelve a recuperarse.

Con respecto a la 4ta Sección ES FALSO que la nueva propuesta permite usos industriales; la modificación de la ordenanza de usos no se ha presentado, sino que actualmente está en estudio; tampoco se pretende habilitar usos industriales, sino prever ejes de equipamiento y corredores de transporte público multimodal en zonas densificadas.

En conclusión…

El nuevo modelo de Ciudad, entre otras cosas:

  • Preserva la calidad de vida,
  • Le exige al inversor un aumento de los espacios verdes por lote contribuyendo a la calidad ambiental de su propio proyecto y de la ciudad,
  • Las alturas de los edificios están reguladas según  la zona y según el tamaño del terreno. En una zona residencial la altura promedio es baja y en las zonas comerciales y centrales son más altas preservando un perfil de tipo piramidal,
  • Las zonas residenciales seguirán siendo residenciales, por lo que la Ciudad preserva su perfil,
  • El código busca densificar en ejes de desarrollo para hacer rentable el transporte público no contaminante que circulará por esos ejes,
  • La ciudad compacta es más eficiente en el consumo de los recursos no renovables, evita los traslados innecesarios (fuentes móviles de contaminación) que impactan negativamente en el ambiente”.

 

Más allá de los detalles técnicos sobre los que se ha tenido tiempo suficiente de estudiar y discutir, es importante que comprendamos que la reforma del  Código de Edificación termina con las históricas “excepciones”, se adapta a las nuevas necesidades y conduce el destino de la Ciudad con la responsabilidad que la ciudadanía nos ha otorgado.

Seguimos haciendo la Ciudad.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!