La Ciudad celebró el 448º aniversario de su fundación

Mar 03, 2009 Categoría: Ciudad


 En la celebración el intendente Víctor Fayad señaló “esta plaza es una referencia histórica para todos los mendocinos, en este lugar se expresa el pasado y el presente de Mendoza y se proyecta el futuro”.

Entre otros aspectos el intendente capitalino reclamó mayor coparticipación al gobierno provincial ya que por la ciudad pasan diariamente cerca de 400.000 personas de los departamentos aledaños y que “no pueden vivir solo con el sostén de nuestros vecinos” ya que ocupan diversos servicios como los de salud y educación en los centros comunitarios municipales.

Además, el acto contó con la presencia del Cónsul General de España, entre otras autoridades consulares y municipales.

Significado de la efemérides

Este aniversario encuentra a nuestra Capital en un franco proceso de crecimiento y transformación, donde impactan y se reflejan todos los cambios sociales, económicos, políticos y culturales que devienen tanto del ámbito nacional como mundial. Adquiere así, jornada tras jornada, un perfil que nos aleja cada vez más de aquel caserío de adobe que nació con la llegada de don Pedro del Castillo.

La Ciudad de Mendoza nació como avanzada de la conquista y colonización españolas. Los españoles se encontraron aquí con la cultura huarpe, asentada en el medio del desierto, que ya tenía la cultura del agua, la cultura de labrar la tierra, la herencia del Inca.

Aquella vieja ciudad de Mendoza, amasada con barro, sobrevivió hasta el terremoto de 1861. A causa de esta tragedia, no tuvo la fortuna de poder conservar enteros los restos del pasado colonial (como sucede en las ciudades de Córdoba, Salta y otras). Por ello, la Ciudad de Mendoza tuvo que ir a buscar su memoria bajo los restos del terremoto. Por eso fue el rescate del pasado y puso en valor el Área Fundacional.

Recordemos también que Mendoza fue cuna de la Independencia. Aquí San Martín formó su ejército libertador, y fue el “gobernador-intendente”, el primer gobernante que tuvo la ciudad en la etapa independiente y que se preocupó por su higiene y por embellecerla. Fue el Libertador quien amplió y embelleció La Alameda.

Al finalizar el siglo XIX y comenzar el siglo XX, esta tierra recibió el aporte de los inmigrantes, provenientes de las más diversas latitudes. La Ciudad que hoy disfrutamos es el fruto del esfuerzo de muchas generaciones. Es el fruto de la lucha contra el desierto, de la cultura del trabajo, de la perseverancia a pesar de las dificultades.

Una Ciudad no está constituida solamente por casas, edificios, avenidas y plazas. Esa infraestructura es el marco en el cual se desenvuelve la vida. Esa infraestructura urbana a la vez nos contiene y nos representa. Por eso cuidar la Ciudad debe ser una vocación de todos y cada uno de nosotros, un sentimiento que debemos asumir desde la más temprana edad para que surja de nosotros naturalmente.

Rendimos nuestro más cálido homenaje a tanto hombres y mujeres que a lo largo de la historia, con su trabajo, con su creatividad y constancia, hicieron de esta Ciudad lo que es hoy, dándole una personalidad única, que la distingue claramente entre todas las ciudades del país y del exterior.

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!