El 30% de lo recaudado en juegos de azar iría a los municipios

Nov 25, 2008 Categoría: Ciudad


 

El senador Sergio Bruni es el autor de un proyecto de ley por el cual se incorporan varios artículos a la Ley Nº 6362, para que un porcentaje de la recaudación sobre distintos juegos de azar y otras actividades (casinos, hipódromos, bingos, etc.), ubicados en la provincia de Mendoza, se otorgue a los municipios donde aquellos se encuentran instalados.

 

En el proyecto de ley se incorporan los artículos 33 bis, 34 bis y 36 bis,  los cuales, respectivamente,  se refieren a destinar a los municipios un 30% de lo recaudado en el Casino de Mendoza y sus anexos habilitados en los distintos departamentos. También dispone el mismo porcentaje para lo recaudado por el Instituto Provincial de Juegos y Casinos y la Dirección General de Rentas en concepto de aranceles e impuestos sobre juegos de azar en los casinos privados existentes en la provincia. Además, estipula para los municipios el 30% de lo recaudado sobre hipódromos públicos y privados.

 

Se introduce asimismo el artículo 27º, donde se establece que la distribución de recursos y utilidades dispuesta en los artículos arriba citados, en ningún caso afecte los montos destinados a las obras y/o programas y planes con fines sociales pre-determinados oportunamente, y solventados con los recursos provenientes del Instituto Provincial de Juegos y Casinos.

 

En los fundamentos del proyecto se alude a que “para que la pretendida autonomía municipal sea efectiva, se requiere de aportes y medidas concretas”. Como antecedente se cita el caso del anexo del Casino Provincial en San Rafael, creado por ley n1 5726 de 1986, donde se dispone que el 20% de la utilidad neta que arroje el ejercicio en dicho anexo corresponda al municipio de ese departamento.

 

“En función tanto del aumento  de la recaudación de los casinos y demás salas de recreación – se expresa – como de las necesidades planteadas en los ámbitos comunales, se debería incrementar un 10% el porcentaje a otorgar a cada municipio, y por eso hacemos referencia a un 30%, teniendo en cuenta que la norma de referencia tiene más de 20 años, por lo que una actualización resulta esencial, sobre todo teniendo en cuenta que la base poblacional prácticamente se ha duplicado”.

 

“Esto permitirá incrementar los magros presupuestos municipales, lo que redundará en un directo beneficio para los vecinos de cada departamento, traducido en obras, servicios y programas de desarrollo social”, destaca finalmente.

Sorry, the comment form is closed at this time.

¡Unite a nuestras redes!